Gomero de la Recoleta

Mástil histórico del barrio, un árbol que ha compartido su sombra a vecinos de dos siglos

3

5'

Compartir
Gomero de la Recoleta

Gomero de la Recoleta

Mástil histórico del barrio, un árbol que ha compartido su sombra a vecinos de dos siglos 

Ubicado frente a la Basílica del Pilar, el Gomero de la Recoleta probablemente sea el árbol más antiguo de la Ciudad, estimándose su plantación hacia fines del siglo XVIII. Lo habría traído desde la India un fraile perteneciente a los Altolaguirre, quien lo entregó a su hermano para integrarlo a la chacra que la familia tenía en la zona, cuya extensión alcanzaba las costas del río. Allí también había olivos, árboles frutales y plantaciones de cáñamo y lino. Algunos sostienen que las especies próximas similares, como la del Palais de Glace, son retoños de este primer ejemplar que incluso resistió un intento de tala cuando el lugar comenzó a poblarse.

En tiempos de la dictadura otro intento de derribarlo fue bloqueado por los vecinos logrando mantener en pie al gigante, cuya presencia junto al vecino bar notable, La Biela, se integra al paisaje del lugar. Otros afirman que originalmente fue plantado en terrenos que luego ocuparía el cementerio, y el mismo Altolaguirre lo habría trasladado a su actual ubicación. Agregan también que la proliferación de sus retoños fue iniciativa de Torcuato de Alvear, durante su intendencia de 1883/7, con idea de aportar a la ciudad nuevos sectores verdes, siendo este ejemplar el “padre” de todos, al punto que su imagen, desde 2006, se convirtió en símbolo porteño al formar parte del escudo barrial.


Además, en la actualidad, las ramas de más de 30 metros están sostenidas en símbolo por el Atlas de la Recoleta, una personificación de casi dos metros y 250 kilos del gigante de la mitología griega realizado por el artista Joaquín Arbiza Brianza.  Lo cierto es que tanto su porte como el sosegado aliento de su sombra resumen historia y naturaleza.


Av. Presidente Quintana al 600 | Dentro de la Plaza Intendente Torcuato de Alvear, Recoleta. 


Crédito de foto: María Paula Pia para DisfrutemosBA.