Parque Los Andes

Árboles autóctonos y pueblos originarios conviven en Chacarita

1

5'

Compartir
Parque Los Andes

Parque Los Andes

Árboles autóctonos y pueblos originarios conviven en Chacarita

Situado a un costado de la avenida Corrientes en su último tramo, el Parque Los Andes se encuentra dividido por la calle Jorge Newbery en dos secciones asimétricas. Originalmente el terreno formó parte de La Chacarita de los Colegiales, perteneciente al colegio jesuita de San Ignacio. A fines del siglo XIX, un sector de los terrenos se vendió y otra pasó a manos del Estado. La epidemia de fiebre amarilla impulsó en 1871 la creación de un cementerio sobre una sección de lo que hoy es el parque, clausurado años más tarde por haber colmado su capacidad. Trasladados los restos al actual cementerio vecino, se planificó en el lugar un parque llamado originalmente Rancagua, hasta que en 1904 recibió su nombre actual. Debajo del mismo se hallan los talleres “Rancagua” de la línea de Subtes B durante cuya construcción fueron hallados restos del viejo cementerio.

Pero nada conservó el nuevo parque de su lúgubre origen. La profusa arboleda de tipas centenarias cubre de vistosas flores amarillas la feria de artesanías que cada fin de semana adorna las veredas. También lo embellece el monumento a Los Andes de Luis Perlotti que define a las razas calchaquí, tehuelche y ona, pueblos originarios de nuestra región. Hacia 2005 el Gobierno de la Ciudad comenzó la recuperación del lugar, cuyas rejas perimetrales impiden el ingreso durante la noche, protegiendo y revalorizando el santuario de la Virgen, el homenaje al Gauchito Gil, un templete de la Difunta Correa y la fuente situada en uno de los accesos que representa a la cordillera andina. Múltiples especies también centenarias (plátanos, moreras, aguaribay, álamos, olmos y acacias, entre otros), otorgan al paseo cierto señorío convocando gran cantidad de público. El parque ha sido declarado “Sitio de Interés de los Pueblos Originarios” por la legislatura porteña.


Jorge Newbery y Av. Corrientes, Chacarita. 


Crédito de foto: María Paula Pia para DisfrutemosBA.