Pasaje Russel

Color, historia y bohemia en las estrechas calles de Palermo

1

5'

Compartir
Pasaje Russel

Pasaje Russel

Color, historia y bohemia en las estrechas calles de Palermo 

Al este de la Plazoleta Julio Cortázar se halla el Pasaje Russel, dos cuadras completas extendidas entre Thames y Gurruchaga donde la posmodernidad también ha impregnado su movida cultural. Rodeado de bares under y restaurantes chic, el pavimento ha reemplazado al antiguo adoquinado, pero conserva el encanto en su marcada estrechez y en la leve curva del pasaje, como si se hamacara en un corte tanguero, producto de un gran galpón que quiebra la geometría de la arteria. Murales y fachadas intervenidas saturan de magia el recorrido adornado también por floridas santa ritas. En los frentes de las casas pueden observarse múltiples murales entre los que destacan el que muestra a Borges y un niño con un ángel detrás, compitiendo en belleza y alegoría con el original “ciclista en la luna”.

El nombre del pasaje honra a Oliverio Russel, teniente coronel de marina de origen escocés que al mando de la corbeta Belfast participara en el sitio de Montevideo. Al servicio de los criollos, había sido tomado prisionero por los ingleses durante la Segunda Invasión, y en 1815 fue enviado a Chile para cooperar con San Martín en la gesta emancipadora, pero la nave jamás llegó a destino, despareciendo en las aguas durante ese trayecto en algún punto desconocido.


Russel 4900-5100, Palermo. 


Crédito de foto: María Paula Pia para DisfrutemosBA.