Puente de la Mujer

Un hito de Puerto Madero

12

5'

Compartir
Puente de la Mujer

La emblemática estructura de Puerto Madero representa la síntesis de una pareja bailando tango. El mástil blanco de la construcción encarna a un hombre y la silueta curva del puente simboliza a una mujer, que se unen al compás del género musical que indiscutiblemente caracteriza a la ciudad de Buenos Aires.

Su construcción y emplazamiento suma a una iniciativa de contribuir a la identidad del barrio de Puerto Madero, donde se homenajea, a través del nombre de sus calles, a mujeres destacadas de la historia argentina: Aimé Painé, Lola Mora, Olga Cossettini, Azucena Villaflor, Alicia Moreau de Justo, entre otras. Todas ellas, mujeres revolucionarias y defensoras de la igualdad, la libertad y la independencia de su género, son recordadas en los domicilios de Puerto Madero. En este contexto espacial, se encuentra el Puente de la Mujer.

Con 170 metros de largo y 39 metros de altura en su punto más alto, el puente peatonal giratorio une las pasarelas este y oeste del Dique 3. La creación del arquitecto español Santiago Calatrava permite el paso de embarcaciones a vela y barcos de mayor porte. Inaugurado en 2001, la obra cuenta con uno de los mecanismos de giro más grandes del mundo. Su tramo del medio puede girar 90 grados sobre su eje.

Este símbolo de la arquitectura local constituye un punto turístico ineludible de la ciudad de Buenos Aires; un paisaje urbano porteño que tanto vecinos como turistas no pueden dejar de visitar y fotografiar. La estructura que engalana la Ciudad se erige imponente, y brilla cada noche atrayendo a sus visitantes.


Juana Manuela Gorriti 900 | Puerto Madero